Tal como hemos podido comprobar estos últimos años, uno de los tratamientos más demandados en la mayoría de clínicas de medicina sexual tiene que ver con la curvatura del pene, que parece que cada vez está siendo más común y está afectando a un número de hombres superior a lo habitual.

Concretamente se trata del tratamiento de la enfermedad de Peyronie, que hace referencia a un tipo de trastorno o enfermedad que se centra en provocar una curvatura fuera de lo común en el pene, que imposibilita la erección y por consiguiente que se puedan mantener relaciones sexuales.

Aunque surge por causas totalmente desconocidas y puede aparecer de forma espontánea, al sufrir el trastorno del pene curvo se desarrolla automáticamente un tejido fibroso de carácter cicatricial sobre el pene que una vez se ha endurecido, hace que la penetración sea completamente imposible. Una causa que sí que está reconocida por la que es posible que aparezca dicho trastorno es porque se haya podido producir una fractura en el pene al estar manteniendo el coito.

No se trata de una enfermedad demasiado común, aunque parece que en los últimos años se ha vuelto algo más habitual. Por lo general, las personas que necesitan tratamiento de la enfermedad de Peyronie suelen tener una edad comprendida entre los 40 y los 60 años.

tratamiento-peyronie

Síntomas principales

Existen una serie de síntomas principales que se suelen dar en la mayoría de personas que necesitan recibir tratamiento de la enfermedad de Peyronie. Lo primero es un fuerte endurecimiento en el tejido que hay justo debajo de la piel del pene.

Además de ese endurecimiento es posible que sientas como poco a poco el pene se va curvando comenzando por la zona donde se siente el tejido, combinado con un ablandamiento de las zonas del pene que no disponen de tejido cicatricial.

El estrechamiento del pene, fuertes dolores, constantes problemas al llevar a cabo la penetración acompañados de molestias o un acortamiento del pene son otros de los síntomas que suelen ser habituales al sufrir el trastorno del pene curvo. De modo que si has sentido cualquiera de estos problemas, no dudes en acercarte a un médico especializado.

Hay que tener en cuenta que dicho trastorno puede empeorar con el tiempo, especialmente si no se trata y se le pone solución a tiempo, provocando a su vez impotencia sexual.

¿Cómo se trata?

El tratamiento del pene curva variará en función de cada caso, ya que mientras que es posible que algunas personas ni siquiera necesiten tratamiento, otras incluso necesitan someterse a cirugía.

Por lo general, cuando una persona sufre dicho trastorno menos de un año se suele comenzar un tratamiento basado en medicamentos que pueden resultar realmente eficaces. El problema es que cuando la enfermedad avanza y el endurecimiento es demasiado elevado, los medicamente pierden su efecto, siendo la única solución posible la intervención quirúrgica. En cualquier caso, hay que consultar con un médico especialista para salir de dudas y tomar la mejor decisión posible.