Si hay algo que está de moda, y que nunca dejará de estarlo, es la autenticidad. Y si, además de ir a la última y ser una persona genuina, reciclas productos para customizarlos y darles un toque personal, mejor que mejor. ¿Quién no tiene collares, pulseras, pendientes o anillos arrumbados en el algún rincón sin darles uso alguno? Pues bien, en este post vamos a darte una serie de ideas para que hagas de esas joyas otras nuevas completamente personalizadas.

Customiza tus joyas

Si muchas de tus joyas han llegado al punto de aburrirte, te traemos la solución para que puedas sacarles partido de la forma más auténtica posible. Solo necesitarás un poco de creatividad y algún que otro accesorio que podrás encontrar en componentesdebisuteria.es. Con eso y siguiendo las proposiciones que te haremos a continuación, reciclarás tus joyas antiguas.

1. Borlas

Son pura tendencia. Las uses como las uses será un acierto seguro. Tal vez tienes algunos pendientes que te resultan austeros, pues prueba a añadirles una borla y disfrutarás de unos pendientes a la moda. También podrás hacerlo con algún collar o pulsera, por ejemplo. El límite lo pone tu imaginación.

2. Cuentas

Pueden aplicarse a cualquier tipo de complemento, además, podrás encontrar cuentas en gran variedad de materiales, colores y formas. Solo tendrás que elegir las que más te gusten o vayan con el complemento a customizar y añadírselas para darle ese toque excepcional y original.

3. Conectores

Ideales para aprovechar esa pulsera que se te rompió y guardaste con especial cariño. No solo estarás dándole un aspecto fresco y novedoso, sino que, además, estarás rescatando ese complemento que tanto te gustaba y guardaste con la intención de recuperar algún día.

4. Fornituras

Úsalas para dar vida a ese cordón o cadena que todos tenemos en algún lugar a punto de ser convertido en basura. Elige una bonita fornitura para usarla de colgante y añádele alguna cuenta a cada lado para dar más cuerpo al colgante o no, eso será decisión tuya. También podrás agregarlas a algún pendiente que esté roto o que te resulte soso.

5. Anillas

Cerradas o abiertas, puedes usar el tipo de anilla que quieras. Prueba a añadirlas a esa pulsera sin demasiado fuste y dale ese toque atrevido que te caracteriza. Si hay algo seguro es que nadie tendrá una pulsera igual.

6. Cadenas

También puede suceder al contrario y que cuentes con un bonito colgante sin cadena. Hazte una tú mismo.

7. Cordones

Si prefieres un toque menos formal para ese colgante que quieres rescatar usa algún cordón o tiras de cuero.

8. Cierres

Ideales para reciclar pulseras o collares que se te habían roto y guardabas con el deseo de volver a usar algún día.

9. Hilos para bordar

Enrolla hilos en alguna pulsera de cuero para darle un toque más colorido y disfruta de una pulsera completamente distinta y reformada.

10. Cubos, rocallas y canutillos

Estos abalorios son ideales para alternarlos con cuentas, fornituras, borlas o pompones. También en este caso podrás elegir la forma, el material o el color que mejor se adapte a tus gustos o necesidades.