Las ruedas son el punto de contacto entre nuestro coche y la carretera. Son un elemento fundamental para nuestra seguridad, por lo que es fundamental que estén bien conservadas. En este post te vamos a dar algunos consejos para el cuidado de los neumáticos de tu coche de la mano del Taller mecánico Claxon.

Consejos para el cuidado de los neumáticos

Aspectos técnicos básicos

Las dos ruedas del eje tienen que ser iguales. Piensa si por ejemplo tienes ruedas con dibujos o desgastes diferentes. El comportamiento no sería igual, con lo que se vería comprometida nuestra seguridad. Además, hay una razón de peso, lo obliga la ley. Si las dos ruedas no son iguales te pueden sancionar y tu coche no pasará la ITV. En caso de que pinches y tengas que poner la rueda de repuesto, repara la pinchada y vuelve a ponerla lo antes posible.

Es fundamental comprobar la presión de los neumáticos. Lo primero, has de tener en cuenta que la presión se revisa con los neumáticos en frío. Unas ruedas con la presión justa suponen reducir el riesgo de pérdida de control, se dañan menos las ruedas y supone un ahorro de gasolina. Además, unos neumáticos con la presión justa duran más.

Verifica la alineación de las ruedas. La prueba que puedes hacer es cuando vayas en una recta soltar el volante y comprobar si el coche se te va para algún lado. En caso de que sea así es que las ruedas no están correctamente alineadas. Ve al taller y que te hagan el paralelo.

Comprueba el desgaste de las ruedas. De la profundidad del dibujo dependen factores como el agarre o cuánta agua es capaz de evacuar el neumático. Muchas de las situaciones de aquaplaning se deben a unas ruedas demasiado desgastadas, por lo que es imperativo su comprobación. Para saber si las ruedas están demasiado desgastadas podemos hacer el truco del euro. Coge una moneda y la introduces en el dibujo. Si puedes ver las estrellas es que te toca cambiar los neumáticos.

Dónde deben ir los mejores neumáticos. Aunque hay expertos que afirman que deben ir en el eje delantero (la mayoría de los coches tienen tracción delantera), la marca Michelin (que se supone que de ruedas sabe un poquito) dice que las mejores ruedas deben de ir en el eje trasero ya que proporciona más control cuando frenamos en curvas cerradas, hay menos riesgo de perder el control y mejora la conducción.

Cambio de ruedas para invierno y verano. Si vives en una zona en la que en invierno hay nevadas o heladas y cambias las ruedas del coche para ajustarte a estas inclemencias meteorológicas, guarda las que hayas sustituido en fundas (si es posible) y en cualquier caso siempre fuera de la luz directa del sol, donde no se mojen con el agua de la lluvia y en un lugar seco y templado.

Otro elemento a tener en cuenta en el mantenimiento de los neumáticos son las válvulas. Revísalas con periodicidad y siempre que estén deterioradas, cámbialas.