En el mundo globalizado actual, cada vez más empresas y particulares eligen, para realizar sus trámites con el Estado y la Justicia, un abogado online. Y es que las nuevas tecnologías han supuesto, para el ejercicio del Derecho, al igual que para otras profesiones, toda una revolución, de la cual el nacimiento de esta figura es buen ejemplo. Hace unos años, era impensable, para negocios y familias, tener un asesor legal a su disposición con solo enviar un mensaje de correo electrónico e, incluso, de WhatsApp. Pero es que, además, contar con un abogado online presenta muchas más ventajas. Te las contamos.

Ventajas de contar con un abogado online

Son muchos los beneficios que te aporta contar un con profesional del Derecho online. El más evidente es la inmediatez. Hasta hace muy poco tiempo, para consultar a un abogado, habías de pedir cita y desplazarte, el día indicado, al despacho de aquel. Sin embargo, ahora, con este servicio, basta -como te decíamos- contactar a través de la Red, lo cual agiliza enormemente los trámites. Pero es que ese trato directo cuenta, asimismo, con la ventaja de que ambas partes pueden hablar en cualquier momento que las dos tengan libres, independientemente de dónde se encuentren. Incluso, puedes realizar la consulta por videoconferencia. No asumes, por tanto, gastos de desplazamiento ni incómodas esperas.

Tampoco necesitas ir al bufete para llevar documentos, puesto que, si no puedes enviarlos online, este tipo de despachos se encarga igualmente de mandar a alguien para recogerlos a la sede de la empresa o al domicilio del particular. Con todo ello, ganas mucho tiempo en la tramitación de las cuestiones legales. Pero hay otro punto muy interesante en disponer de un abogado online. Y es el ahorro económico. No solo por la falta de desplazamientos, sino debido también a buscarlos a través de la Red, puedes seleccionar el que resulte más asequible a tu bolsillo. Además, quienes ejercen su labor tanto de forma presencial como online suelen contar con dos tarifas distintas, para uno y otro servicio. La última, lógicamente, es la más barata por el ahorro que también a ellos les supone trabajar en la Red.

Abogados con experiencia

Por otra parte, suele circular un bulo, en cuanto a los abogados online, y es que se trata de profesionales inexpertos. Sin embargo, esto es falso. Los habrá, pero la inmensa mayoría de quienes hacen su labor a través de Internet es la misma que trabaja de manera tradicional en sus despachos. Por tanto, son profesionales del Derecho con muchos años de ejercicio y probada experiencia que han sabido modernizar su negocio de manera acorde a los tiempos. En consecuencia, no es de extrañar que cada vez más empresas y particulares decidan contratar los servicios de un abogado online. Son muchas las ventajas que proporcionan y muy pocos los inconvenientes a reseñar. Además, en cualquier caso, siempre tienes la posibilidad de concertar una cita personal con ellos, si la estimas necesaria para el mejor desenlace de las gestiones que se están tramitando.