Expandir empresa

Expandir tu negocio puede ser un momento difícil. Cuando estás abriendo una nueva tienda, tomando nuevos clientes o buscando formas de aumentar el número de productos o servicios que ofreces, te sentirás como si estuvieras bajo presión. Sin embargo, si lo abordas adecuadamente, esa presión puede empujarte a que seas aún más exitoso.

“No tengas miedo de expandirte, a salir de tu zona de confort. Ahí es donde reside la alegría y la aventura.” (Herbie Hancock)

Antes de considerar el crecimiento de tu negocio, hay algunos pasos cruciales que debes tomar si deseas salir exitoso. Si saltas de cabeza sin tener en cuenta a dónde vas, corres el riesgo de perderlo todo, no solo la expansión que esperabas.

4 Preguntas Importantes Antes de Impulsar el Crecimiento de tu Empresa

1 – ¿Puedes cubrir el negocio que ya tienes?

Casi todos los emprendedores sueñan con algún día dirigir una compañía multimillonaria. Mientras que constantemente deseas empujarte a trabajar más duro y hacer más, no vas a querer abrumarte a ti mismo.

Si estás pensando en expandirte, primero identifica si eres capaz de asumir un nuevo trabajo. Si tú y tu equipo ya están luchando para mantener las cabezas por encima del nivel del agua, no se atasquen con tareas y proyectos adicionales. En su lugar, espera hasta que tengas los recursos y el tiempo para concentrarte en la expansión.

No pienses que un equipo más grande te ayudará a mitigar la presión del trabajo, especialmente si no puedes atender a los clientes que ya tienes.

Antes de embarcarte en una expansión, considera qué recursos adicionales necesitarás para cubrir el negocio que estás tomando.

2 – ¿Puedes costear una expansión?

Si eres propietario de un negocio, conoces el dicho “tienes que gastar dinero para ganar dinero”, el cual es cierto. Lo mismo se aplica si estás buscando expandirte. Aunque una expansión puede traer más dinero para tu negocio, no lo hará inmediatamente. Necesitas estar preparado para hacer una inversión.

Entre la apertura de una nueva ubicación, la contratación de un equipo para ejecutar esa ubicación y la comercialización que debes hacer para conseguir que las personas se entusiasmen con tu negocio, se acumulan grandes cuentas antes de que puedas ver el dinero a través de la puerta.

Si no tienes el flujo de caja para cubrir estos gastos, podrías estar acumulando una deuda seria durante muchos años por delante.

Siempre revisa tus finanzas antes de tomar cualquier decisión para hacer crecer tu negocio.

Si no eres rentable o no tienes acceso al dinero que necesitas, la expansión será muy difícil para ti. Ampliar un negocio antes de que estar listo podría evitar que sea rentable por más tiempo.

3 – ¿Tus competidores ya han ampliado?

Los dueños de negocios pueden aprender mucho viendo a sus competidores. Dado que comparten el mismo público objetivo, es probable que utilicen técnicas similares para atraer la atención de los clientes ideales. Esto significa que puedes ser capaz de utilizar sus éxitos o fracasos para determinar lo que es probable que funcione para ti.

Si los competidores ya se han expandido con éxito, puedes aprovechar esto en tu área. Debido a que no estás introduciendo una idea de negocio totalmente nueva en ese espacio, no necesitas gastar tanto tiempo o recursos tratando de educar al público objetivo acerca de lo que proporcionas.

Al ofrecer tus servicios como una alternativa a un negocio ya establecido, puede recoger a algunos de los clientes de tus competidores.

Sin embargo, no esperes demasiado tiempo para que tus competidores se expandan primero. Cuanto más tiempo se establezca un negocio en un área, más difícil será convencer a un nuevo cliente para que cambie a tu negocio en su lugar.

4 – ¿Estás listo para el desafío?

Expandir con éxito un negocio no es algo que debes hacer en un capricho. Incluso si tienes los fondos, el tiempo y el espacio para expandirte, si no tienes la motivación, no va a salir bien.

Ampliar tu negocio presenta nuevos desafíos diarios que tal vez no hayas experimentado antes.

Tanto tú como tu equipo deben estar preparados para enfrentarlos frontalmente si deseas que la expansión tenga éxito. Sin la motivación o el compromiso correcto de todo el equipo, puedes tener dificultades para encontrar el mismo nivel de éxito.

Asegúrate de hablar con tu equipo antes de tomar cualquier decisión de expansión. Mientras que puedes ser el propietario del negocio y responsable de la mayor parte del trabajo, la expansión también significa un aumento de la carga de trabajo para todos en tu empresa. Asegúrate de que están preparados para el desafío antes de tomar cualquier decisión.

No tomes la decisión de expandirte a la ligera. Si estás pensando en expandir tu negocio a una nueva ubicación, o asumir un nuevo trabajo, asegúrate de pensar con detenimiento en esta decisión.

Conoce a su autora

Edith-Gomez Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben