Existen toda una serie de claves legales que como empresario debes tener presentes en tu negocio. En un entorno altamente competitivo en el que las compañías luchamos por crecer, no se puede dejar nada al azar. Desde el momento en que asumes la responsabilidad de estar al frente de una sociedad, tienes que velar por los intereses de su empresa y por cumplir con la legalidad vigente.

Desde despachos de abogados como Thinkitlegal asesoran y acompañan a todos sus clientes ayudándoles en la toma de decisiones para que consigan sus objetivos.

Claves legales que hay que tener en cuenta

1. Las Administraciones públicas

Los administradores de una sociedad asumen toda la responsabilidad frente a las Administraciones públicas. Cumplir con los plazos, los impuestos y la legalidad vigente es una obligación inherente a tu cargo de administrador en una pyme.

2. El registro de la marca y de los productos

Si en tu empresa diseñas, creas y posicionas tu marca y la de tus productos, no puedes arriesgarte a que nadie más se apodere de ella. Si no la registras en la Oficina de Patentes y Marcas, estará al alcance de cualquiera. Legalmente no es tuya hasta que no está registrada.

3. Las oficinas, punto de venta o portal

Tanto si tu negocio es online como si no lo es, la localización es un factor que debes tener en cuenta. A la hora de alquilar o comprar el local o nave en la que te quieras ubicar, es aconsejable que consultes el contrato con un abogado antes de firmarlo. Corres el riesgo de incluir cláusulas que te perjudiquen si finalmente el negocio no prospera, quieres optar a la compra o decides realizar alguna obra. Antes de firmar, revisa todo el contenido desde los escenarios futuros posibles. Por otra parte, si tu negocio es online, también has de tener en cuenta todas las obligaciones legales que debes cumplir, como son las referentes a la protección de datos y a la protección al consumidor o tu identificación.

4. Los compromisos de los presupuestos y de los contratos

Para evitar futuras reclamaciones, es muy importante que conozcas cómo es tu proceso de producción y tus plazos. En un contrato firmamos el compromiso y asumimos la responsabilidad para su cumplimiento. Si le trasladas la información a un abogado, podrá ayudarte a preparar los presupuestos y contratos para tus clientes ajustados a la legalidad vigente.

5. El equipo de tu empresa

En nuestros días, el capital humano es el valor más importante de una empresa. Las acciones de formación y las mejoras de sus condiciones laborales te permitirán crear un equipo sólido, implicado y comprometido con la misión y la visión de la empresa. Además de cumplir con la normativa laboral, también puedes conseguir bonificaciones de la Seguridad Social al pasar de contratos temporales a indefinidos, o con contratos indefinidos desde el comienzo.

6. Las garantías de tus productos

Todos los empresarios queremos ofrecer buena calidad a buen precio, sin embargo, la experiencia del consumidor no siempre es todo lo satisfactoria que nos gustaría. Legalmente, el consumidor dispone de una garantía de dos años en caso de que el artículo nuevo sea defectuoso.