Subirse a la ola del e-commerce puede resultar difícil, sobre todo al principio. Necesitas diferenciarte del resto, ahora mismo hay bastante competencia. Te vamos a explicar algunas claves para destacarte de tus competidores.

¿Cómo destacar entre un mar de competidores? Hay ciertos aspectos que pueden diferenciarte del resto.

3 cosas que puedes hacer para destacar tu tienda online

No importa si vendes fundas para móviles o platos de ducha de resina estos conceptos servirán para destacar cualquier tienda que tengas en Internet y poder generar más ventas.

1 Garantía de pago seguro

Debes garantizar que cuentas con una forma de pago segura, además si tu web cuenta con protocolo seguro de transferencia “https” la gente confiará más en tu sitio. Asegúrate de disponer de varias opciones de pago.

2 Envío rápido

En un mundo donde queremos la inmediatez llegar un día más tarde es suficiente para que no te compren. Ser el primero en llegar es una de las cosas que se tienen en cuenta.

3 Calidad en los productos

Puede que consigas lo que vas a comprar a precios de risa en fabricas asiáticas pero si lo que vendes se rompe en dos días será un mal negocio, eso no quiere decir que en esos países solo vendan cosas de baja calidad, los mejores móviles se realizan en esas fábricas.

Solo tienes que comprobar que la mercancía es de buena calidad y que tengas soporte por parte del fabricante en caso de defectos y otros problemas con la mercancía.

Consejos extras

Es importante que en tu tienda electrónica dejes claro las políticas de devolución, envío, ofertas y sobre todo las descripciones de los productos. Tienen que ser fieles a lo que vendes sin engaños ni exagerando sus beneficios, sé sincero con tus clientes, ellos te lo agradecerán.

Crea alguna manera de que puedan puntuar los productos o el servicio en la web, incluso deja que escriban sobre ello. Recuerda contestar todos los correos de atención al cliente. Si es mucha la cantidad de correo deberás contratar a alguien que los conteste por tí de manera siempre educada y amable.

También puedes crear un sistema de afiliados, personas que hablen de tus productos y a través de un enlace a tu web tener más ventas y darles una comisión.

La página deberás posicionarla bien. Puedes comprar publicidad en sitios como Google o Facebook, aunque lo primero es la experiencia con los clientes, si te enfocas en ellos lo demás irá solo, y con el tiempo te posicionarás en los buscadores de manera orgánica.

La competencia es mucha, pero también el número de clientes, solo necesitas una pequeña parte del pastel para tener buenos ingresos. Puedes incluso posicionarte en un nicho muy especifico con lo que tendrás un porcentaje pequeño de clientes fieles que te seguirán comprando, a veces eso es mejor que tener muchos clientes con pobres beneficios y muchas complicaciones.

¿Y tú que quieres vender en la e-commerce? Seguro que tienes miles de ideas, no las desaproveches y ponte en marcha.